Por qué escuchar DOM – Joachim Witt

DOM - Joachim Witt

DOM

Joachim Witt es uno de esos misterios de la música: ¿por qué no lo escucha más gente? ¿Por qué es tan ignorado, teniendo una discografía tan completa, diversa y, por sobre todas las cosas, buena? Nunca lo sabremos. Tal vez los necios se conjuran contra él, como dice Jonathan Swift.

Pero como no soy necia, voy a hablar de él. En particular, de DOM (2012). Éste marcó su regreso a la música, a 6 años de Bayreuth 3 (otro disco inolvidable). Luego de un coqueteo más que intenso con el rock y el metal, DOM hace las veces de nexo entre el sonido de los Bayreuth y Pop.

Gloria es, permítanme la cursilería y la redundancia, un comienzo glorioso, como todo disco merece. Ese gancho para tenernos atados para los 11 temas siguientes. Le sigue Jetzt geh que, desde el título (Go now, en su traducción al inglés) y pasando por la música, demuestra un buen ánimo. Vale la pena destacar un sutil solo de batería que le da un cierre perfecto al bridge.

Tränen, Licht Im Ozean y Beben son las baladas de DOM, las tres muy bien resueltas, sin caer en lugares comunes. Mientras que las primeras son puro Witt, la tercera cuenta con una cantante femenina. Y si de vocalistas femeninas se trata, uno de los estribillos más lindos de todo el disco es gracias a ella. Blut tiene aquella voz de mujer que termina de suavizar el tema, mientras que él dice “du bist mein, du bist mein” con ese vozarrón tan masculino.

Königreich es un tema con carácter, que empieza con delicadeza hasta concluir en estribillos explosivos. Por su parte, Mut Eines Kriegers es otro de esos temas bien Witt, en los que se luce su voz, sin ser un cantante excelente. Lo que le suma es la actitud y la personalidad en su tono, lo que lo distingue entre otros vocalistas.

Uno de los temas más simples y, aún así, más memorables es Komm Nie Wieder Zurück, que no precisa de una gran mucha instrumentación para destacarse entre otros tracks. Simplemente sintetizadores y voz, tal vez una tímida batería hacia el final. Nada más es necesario.

Nuevamente, la vocalista vuelve, esta vez para cerrar el disco en Untergehen. En el que sería el tema más intimista del tracklist, Witt nos ofrece un angustiante panorama desde la letra y el mismo título (Nos hundiremos, en español).

DOM es un ejemplo más de por qué hay artistas que maduran como el buen vino: pasan los años y se ponen mejor con cada disco.
1. Gloria
2. Jetzt Geh
3. Tränen
4. Blut
5. Königreich
6. Beben
7. Mut Eines Kriegers
8. Licht Im Ozean
9. Komm Nie Wieder Zurück
10. Leichtsinn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *