Fazendo Género es un seminario internacional que se realiza en la Universidade Federal de Santa Catarina (UFSC), Brasil, en colaboración con el Centro de Ciencias Humanas y Educación de la Universidade do Estado de Santa Catarina (UDESC)Su décima edición tuvo lugar del 16 al 20 de septiembre del 2013 y contó con la presencia de Sarah Schulman (escritora, historiadora y activista lesbiana) para su conferencia de cierre.

Comentan quienes asistieron al cierre de este evento que la ponencia de Schulman, que tuvo lugar en un clima festivo, luego de la entrega de premios y condecoraciones, tuvo un efecto disruptivo, generando incomodidades, silencios y el abandono del auditorio por parte de ciertos sectores de la militancia LGBTIQ.

¿Qué fue aquello que molestó tanto? La autora presentó en su conferencia el artículo “Queers Who Punish and The Challenge of Feminism” (Queers que castigan y los desafíos del feminismo), con el que pretendía dar cuenta de las transformaciones dentro del colectivo queer/LGBT y su relación con el feminismo.

En éste, Schulman señala un creciente alejamiento del “feminismo” y un acercamiento al nacionalismo, junto a una manipulación de la política del miedo[1]Según el filósofo Slavoj Žižek, la política del miedo es la forma característica que toma la política en la configuración sociopolítica actual conocida como biopolítica pospolítica. Hace referencia a un tipo de política que dice dejar atrás las luchas ideológicas y centrarse en una administración especializada y socialmente objetiva, cuya función principal es la regulación de la seguridad y el bienestar de la vida humana y que utiliza al medio (al otro, al inmigrante, al depravado, al exceso, a la catástrofe) como principio movilizador fundamental y base de la subjetividad.
La biopolítica pospolítica tiene dos aspectos principales y en apariencia contradictorios: la reducción de los humanos a la nudavida, al Homo Sacer, un sujeto sagrado pero excluido de derechos; y el respeto por la vulnerabilidad del otro llevada al extremo, caracterizando al yo como vulnerable y expuesto a acosos potenciales. El autor sostiene que estos dos polos, a primera vista antagónicos, comparten “la vida en sí misma” como único objetivo en la vida de las personas, rechazando cualquier “causa mayor”. En esta configuración, el otro aparece siempre como “demasiado cerca”, sin importar la distancia física. Se busca abolir la dimensión del prójimo, despojarlo de su categoría de sujeto y que se transforme en un mero objeto – que se vuelva tolerable siempre y cuando haya sido previamente despojado del objeto de su goce. Según el autor, es la desintegración de los muros simbólicos de protección, que mantienen a los demás a una distancia segura, lo que provoca el miedo a la sobreproximidad del otro como un sujeto de deseo. Ésta es la relación con lo excluido específica de la política contemporánea, viendo al otro como un “intruso traumático”, cuyo modo de goce (materializado en prácticas y rituales sociales) destruye nuestro equilibrio, nos molesta, y puede provocar en nosotros una reacción violenta que tenga como objetivo deshacernos de él. Es así que la actitud de comprensión y tolerancia hacia el otro se complementa con la actitud de apartarse de su camino.
Ver Žižek, S. (2009). ¡Teme a tu vecino como a ti mismo! En Sobre la violencia (pp 55-92). Barcelona: Paidós.
. Resumiendo, con el paso de los movimientos de lucha por la “Liberación Gay” a los movimientos por los “Derechos Gay”, con la crisis del SIDA y la consecuente visibilización masiva de la homosexualidad en el papel central, comenzó un acceso selectivo a la equidad, constreñido por factores como el género, la clase y la raza. De esta forma, una parte de la comunidad lgbt posee el acceso a ciertos derechos y a aparatos de Estado que permiten ejercer violencia sobre los miembros de la comunidad queer que siguen marginados y estigmatizados – los pobres, los indigentes, las personas de color. La autora señala que la forma más común en la que estas personas privilegiadas ejercen la violencia es a través de la ciudadanía queer, la criminalización del VIH y las políticas pro-familia.

En estas tres arenas: la ciudadanía, las familias promovidas por el gobierno y la criminalización del VIH, los que quedan afuera se convierten en los nuevos queer, los nuevos amenazados, el nuevo objeto abyecto sobre el cual acordamos en proyectar, y quien es ahora vulnerable al estado y por la familia queer –que no se siente ya amenazada por el estado– y que ahora se identifica con el estado. Por el ciudadano queer que quiere proteger su supremacía racial, por el queer VIH negativo que no quiere tener la responsabilidad de comunicarse, por la familia queer que no quiere rendirle cuentas a otros. Entonces, como el Estado, ellos se sienten en peligro en parte por esta nueva experiencia de dominación — el “miedo” realzado (es decir, el desdén) por el otro.

Sentirse amenazado no es lo mismo que estar amenazado. Los sentimientos sin justificación son un privilegio de la dominación. Sólo los que rehúyen no tienen que justificar. El rehuir los libera de la demanda de ser responsables. Son las personas que reciben el castigo quienes son culpadas de todo. De este modo, como una familia se siente puede ser más importante que la verdad. El estado se siente amenazado, la familia se siente amenazada. El ciudadano se siente amenazado. El VIH negativo se siente amenazado. Ellos usan una retórica basada en la “violencia” cuando no hay violencia. Al mismo tiempo, muchas personas en nuestra comunidad viven con violencia real, pero no tienen ningún aparato.[2]Schulman, S. (2013). Queers que castigan. p. 14.
Disponible aquí. (Traducción por Nayla Vacarezza de la cátedra “Identidades, Discursos Sociales y Técnologías de Género”, Carrera de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires).

Howard S. Becker postula en su obra Outsiders que la desviación es creada por los grupos sociales al establecer las normas cuya infracción constituye la desviación propiamente dicha y al aplicar esas normas en personas particulares, etiquetándolas como marginales. Y es justamente el compartir ese rótulo lo que tienen en común esas personas, que buscan refugio dentro del grupo de iguales estigmatizados o potencialmente estigmatizables.

¿Qué queda de esa subcultura desviada cuando la norma se emblandece y algunos ganan acceso, aunque sea parcialmente o en apariencia, al sector que puede señalar con el dedo y ejercer la coerción? Sin estigma en común, se pierde el grupo y se ve cómo aquél que fue asimilado debe ejercer la violencia contra aquél que aún posee tantas otra cualidades dignas de ser señaladas. Los sistemas no funcionan sin un excluido, siempre debe haber algo abyecto para poder definirlos.

En un mundo que parece afirmarse cada vez más post-todo, la comunidad sigue sufriendo ataques y pérdidas por doquier. Sin minimizar todas las pérdidas que se sufren día a día en territorios hostiles donde la homosexualidad sigue pensada con la muerte, el reciente crimen de odio a la discoteca Pulse de Orlando dejó 49 muertos y 53 heridos. Y no cualquier clase de muertos – muertos de la comunidad queer, sí, pero latina, negra, trans y de bajos recursos,

Schulman clama por la reorganización de nuestras alineaciones, para que tomemos el punto de vista de quienes realmente están en peligro y apoyemos no sólo los comportamientos LGBT que nos recuerden a nosotros mismos, sino insistiendo en el “rango completo de las variaciones humanas sin tener que ser personalmente replicados o reafirmados”. ¿Se podrá hacer algo que vaya más allá de los filtros para las fotos de perfil de Facebook con la bandera de arcoiris y listones negros? Ojalá que sí.

   [ + ]

1. Según el filósofo Slavoj Žižek, la política del miedo es la forma característica que toma la política en la configuración sociopolítica actual conocida como biopolítica pospolítica. Hace referencia a un tipo de política que dice dejar atrás las luchas ideológicas y centrarse en una administración especializada y socialmente objetiva, cuya función principal es la regulación de la seguridad y el bienestar de la vida humana y que utiliza al medio (al otro, al inmigrante, al depravado, al exceso, a la catástrofe) como principio movilizador fundamental y base de la subjetividad.
La biopolítica pospolítica tiene dos aspectos principales y en apariencia contradictorios: la reducción de los humanos a la nudavida, al Homo Sacer, un sujeto sagrado pero excluido de derechos; y el respeto por la vulnerabilidad del otro llevada al extremo, caracterizando al yo como vulnerable y expuesto a acosos potenciales. El autor sostiene que estos dos polos, a primera vista antagónicos, comparten “la vida en sí misma” como único objetivo en la vida de las personas, rechazando cualquier “causa mayor”. En esta configuración, el otro aparece siempre como “demasiado cerca”, sin importar la distancia física. Se busca abolir la dimensión del prójimo, despojarlo de su categoría de sujeto y que se transforme en un mero objeto – que se vuelva tolerable siempre y cuando haya sido previamente despojado del objeto de su goce. Según el autor, es la desintegración de los muros simbólicos de protección, que mantienen a los demás a una distancia segura, lo que provoca el miedo a la sobreproximidad del otro como un sujeto de deseo. Ésta es la relación con lo excluido específica de la política contemporánea, viendo al otro como un “intruso traumático”, cuyo modo de goce (materializado en prácticas y rituales sociales) destruye nuestro equilibrio, nos molesta, y puede provocar en nosotros una reacción violenta que tenga como objetivo deshacernos de él. Es así que la actitud de comprensión y tolerancia hacia el otro se complementa con la actitud de apartarse de su camino.
Ver Žižek, S. (2009). ¡Teme a tu vecino como a ti mismo! En Sobre la violencia (pp 55-92). Barcelona: Paidós.
2. Schulman, S. (2013). Queers que castigan. p. 14.
Disponible aquí. (Traducción por Nayla Vacarezza de la cátedra “Identidades, Discursos Sociales y Técnologías de Género”, Carrera de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires).

Mi book journal y una foto sacada con una papa

Mi book journal y una foto sacada con una papa

Primero que nada, hay que recordar la regla número uno de todo diario: no hay manera incorrecta de escribir un diario. Nunca. Es algo personal y cada uno lo lleva a su modo y pone sus propias reglas, tiempos y estilo.

Habiendo aclarado eso, lo que voy a hacer es explicar qué se puede hacer con un diario de lectura y cómo llevarlo adelante, por dónde empezar y cómo mantenerlo. Así que vamos.

El cuaderno puede ser tanto uno en blanco o uno de los book journals que están dando vuelta por el mundo (Books I Read: A Bibliophile’s Journal me parece una opción hermosa para el que pueda permitírsela) o, incluso, en la computadora. En todos los casos, los pasos serán los mismos.

Si querés recordar qué impresión te causó un libro la primera vez que lo leíste o también en cada una de las releídas que le hagas, el diario de lectura se convierte en el aliado ideal.

 

¿Qué escribo en un diario de lectura?

  1. La fecha: Parecerá una obviedad pero es un detalle importante para no perder el objetivo de saber qué pensamos de un libro en determinada fecha. Después de todo, es un diario.
  2. Preguntate cosas: ¿Qué te pareció el final? ¿Qué pensaste de los personajes? ¿Qué opinás de la redacción?
  3. El arte de tapa: Otro detalle mínimo pero que hace a la experiencia. ¿Te gustó el diseño de cubierta?
  4. Detalles de cómo lo adquiriste: ¿Lo compraste, te lo regalaron o llegó a tus manos de otra manera? ¿Fue una recomendación?
  5. La coyuntura: En caso de que no lleves un diario personal, puede resultar interesante que agregues cómo es tu situación personal al momento de leer ese libro y si influyó en tu percepción del mismo. Para esto te van a servir las fechas.
  6. Datos: ¿Cuántas página tiene tu edición? ¿Año de edición? ¿Tiene ilustraciones el libro? Si tiene, ¿qué te parecieron? ¿Cuánto tiempo te llevó leerlo?
  7. Animate a dibujar: Podrías sumar rápidos dibujos de alguna escena de un libro, de cómo te imaginabas a los personajes o lo que te inspire.
  8. Posibles relecturas: Podés repetir el ejercicio si decidís releer el libro. ¿Cambió tu opinión del mismo? Hacé comparaciones.

 

Una vez que decidas qué de todo lo anterior pensás usar en tu diario de lectura, podés pensar en qué poner en la primera página. La primera hoja podés dedicarla a escribir qué rol ocupa la lectura en tu vida de manera resumida. Esto es lo más opcional porque podés empezar directamente con tus breves reseñas de libros.

Espero que esto los anime a empezar su propio book journal. Yo soy nueva en esto pero ya me estoy preguntando cómo tardé tanto en empezar. ¡Disfrútenlo y háganlo suyo!

Desde que empezó el año, escribo todos los días un poco (o mucho, incluso). Claro, se puede suponer que yo, con todo el tiempo libre que tengo, es evidente que me voy a dedicar a eso. Pero no es tan sencillo. Hace casi un año que estoy sin trabajo. ¿Se piensan que escribí todos los días desde ese momento? Por supuesto que no. ¿En qué fallaba entonces? Eso lo veremos ahora.

 

Mi diario y las 365 preguntas para llevar a lo largo del año

Mi diario y las 365 preguntas para llevar a lo largo del año

 

Writing challenge:

Cuando me decidí a escribir todos los días, me planteé un objetivo razonable: 30 consignas. Busqué muchos writing challenges pero ninguno me terminaba de convencer al 100 por ciento. Siempre había alguna consigna que me parecía forzada o aburrida o que se podía sintetizar de otra manera. Así que elegí hacer sólo los ítems que más me gustaron. Pero no llegaban a ser 30. Por eso, busqué todas las listas con writing prompts que encontré e hice una fina (?) selección de las mejores, más algunos inventados por mí. Y llegué a los 100, un número redondo y hermoso.

Tal vez les parezcan muchos, siendo 100 ítems, pero todo es poco cuando se trata de ejercitar la constancia y la creatividad. Tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos y concentrarnos en nuestro objetivo, sin caer en la obligación de tener que hacer algo, si no hacerlo porque nos nace, porque nos divierte, porque se convirtió en un espacio de disfrute diario.

Acá les dejo el writing challenge de 100 ítems que compilé y que estoy haciendo en este momento en mi blog Sirena modelada en manteca.

 

Llevar un diario:

Otra cosa que he sumado recientemente para mis ejercicios de escritura es la creación de un diario. No el famoso “Querido diario: Hoy me crucé con Fulano, es tan lindo. Tengo 12 años”. No. Hablo de un tradicional diario en el que podamos ser nosotros mismos y dejar asentado en un lugar qué es lo que pensamos y cómo nos sentimos en esa fecha. Llevar un registro no tiene por qué ser aburrido. Encontré este listado de 365 preguntas (que pueden descargar todas juntas acá) para cada día del año, lo que nos dejaría con algo para escribir diariamente, aunque más no se trate de escribir qué cenaste. Lo genial es que las respuestas cambian de año a año así que ¡son preguntas que te sirven para muchos años!

Porque no importa qué tan inútiles y poco interesantes creamos que somos: todos tenemos algo para decir. A todos nos pasan más o menos cosas, todos pensamos en algo.

Cuatro consejos que puedo dar (tras años de haber llevado un diario y haberlo retomado bajo esta nueva modalidad):

  1. Sé libre: escribí lo que quieras. Si la pregunta no te conforma, escribí de algo relacionado o de otra cosa totalmente distinta. Las preguntas son disparadores, no consignas para respetar a rajatabla.
  2. El diario tiene que hablar de vos o de lo que elijas hablar (ya sea un llevar un registro del crecimiento de tus plantas o intercalarlo con recetas) pero principalmente tiene que hablar de VOS.
  3. Escribí libremente. Insisto con la libertad pero es un hecho. No te fijes necesariamente en respetar una forma de escritura perfecta. Puede ser un desparramo de ideas sueltas y va a servir igual.
  4. Hacele dibujitos, usá lapiceras de colores, elegí un cuaderno que te guste, pegale recuerdos del día (ejemplo: una entrada de cine, una servilleta de un café). Lo que más te guste para hacer de ésta una actividad entretenida.
  5. Hacete un tiempo para escribir: esto es lo más difícil de todo pero, una vez que te acostumbrás, se convierte en una necesidad diaria más. Y tampoco hace falta escribir mucho, con que escriban un poco es suficiente.

Espero que, si están leyendo esto, se entusiasmen tanto como yo y escriban mucho. Háganlo a su modo y, sobre todo, disfrútenlo.

 

Algunos blogs que les pueden servir para mantenerse creativos y activos:

http://lalicuadora.com.ar

http://escribir.me

http://creative-writing-now.com

http://writingexercises.co.uk

Porque no es lo mismo escuchar LADYBABY como ejemplo del j-pop que Ayumi Hamasaki. Porque me harté de videos tipo “react to” en el que les muestran los exponentes menos representativos del género.

No soy una experta, la verdad, pero toda esta selección está pensada desde el lugar de una occidental que no busca sorprenderse con trucos y decir que Japón es raro. Me va a costar horrores la selección, desde ya aviso. El criterio es elegir lo más accesible a oídos occidentales.

Pop a secas:

Concentrándonos en los últimos 20 años, podemos encontrar mucha influencia del R&B, el hip hop y la electrónica. Pasando a los ejemplos:

Utada Hikaru – Sakura Drops (Una de las artistas más imporantes de Japón con uno de los videos más hermosos que pueden ver)

Ayumi Hamasaki – Mirrorcle World (La diva de Japón -ahora en caída, pobrecita- con una gran voz)

Namie Amuro – Hide & Seek (Más de 20 años de carrera y presentada por Paris Hilton, guarda)

Koda Kumi – Love me back (La solista más sexy -y ordinaria por momentos- del país con una voz inconfundible)

Perfume – Magic of Love (Perfume es uno de los proyectos más completos y complejos del j-pop, con muchas colaboraciones con la tecnología y el arte)

ayaka – LA・LA・LA LOVE SONG (Otra solista que se hizo conocida por su hermosa voz)

Crystal Kay – Boyfriend Part II (Una voz aterciopelada haciendo R&B del bueno)

Etsuko Yakushimaru – Shounen yo Ware ni Kaere (Una de las piezas orchestrales más geniales del j-pop)

Passepied – Tsukuri Hayashi (Tal vez la voz de la vocalista resulta extraña al comienzo pero la música es increíble y muy original)

SEKAI NO OWARI – ANTI-HERO (Muy occidentalizados, Silvana Suarez, muy occidentalizados)

Kalafina – Magia (No es 100% pop pero nada en el j-pop lo es, convengamos)

Sakurako Ohara – Hitomi (Una nueva solista con una voz hermosa. Recomiendo mucho su disco HAPPY)


Koresawa – Kimi no band (Una nueva banda con un estilo muy dulce)


Otsuka Ai – Cherish (Otra voz inigualable)

E-Girls – Follow me (Un grupo de incontables miembros -perdí la cuenta- pero en el que sólo cantan dos o tres. Tienen excelentes coreografías)

Saku – Fight like a girl (Una nueva solista que se hizo conocidas gracias a internet)


El pop idol:

Acá voy a tratar de ser lo menos biased posible. Las idols vieron sus tiempos de gloria en los 80s y en el 2000 renacieron gracias a Morning Musume. Después llegó AKB48 e inició un boom de grupitos idols por doquier.
Musicalmente, los grupos idols japoneses son más variados que su contraparte asiática continental. Hay desde pop propiamente dicho hasta metal.

Morning Musume – Toki wo koe sora wo koe (Su video y su tema más lindo hasta la fecha. Llevan tantos años en carrera que es imposible elegir sólo un tema así que esta elección fue la más difícil de todas porque no es del todo representativa del grupo)

AKB48 – River (El gurpo idol más grande de Japón y su mejor tema)

ºC-ute – Love take it all (Uno de los grupos más consolidados de Hello! Project, con grandes voces y excelentes bailarinas)

SUPER☆GiRLS – Akai Jōnetsu (Las idols de avex, la discográfica más grande de Japón)

Berryz Koubou – Ai wa itsumo kimi no naka de (El grupo más estable de Hello! Project. También uno de los más queridos por sus geniales miembros y originales canciones)

Up Up Girls – UPPER ROCK (El dubstep bien hecho en uno de los grupos más relegados de la escena idol)

Kobushi Factory – Nen ni wa Nen (El grupo con el que pretenden mantener vivo el espíritu de Berryz Koubou. Conmigo lo están logrando. Un tema muy rockero, de los buenos)

ANGERME – Ups and Down (Léase: el nombre no es “Anger me” sino que significa “lágrimas de ángel” en francés. Cualquiera, lo sé)

THE Possible! – Do me! Do! (Un grupo formado por ex trainees de Hello! Project. Pura calidad)

Juice=Juice – Ijiwaru shinaide dakishimete yo (Un tema lleno de disco y mucho estilo)

BiS – DiE (porque no todas las idols hacen pop, acá tenemos a BiS haciendo una mezcla entre rock y metal, con una batería llena de energía y una letra desgarradora)

BiSH – OTNK (Las sucesoras de BiS haciendo un poco de folk metal)

Brand-newidol SHiT

Brand-newidol SHiT

BiSH (Brand-new idol SHiT) nació como una manera de continuar el legado de BiS, las anti-idols que se separaron el año pasado, de las que probablemente hable más adelante.

Este primer disco homónimo tiene mucho más rock y punk que el de sus predecesoras, pero rock de verdad, sin fusiones extrañas con la electrónica y con un sonido muy similar al de una banda de garage. Todos los temas salieron el 21 de mayo como singles digitales y menos de una semana después fueron reunidos en el disco físico.
BiSH – Hoshi ga Matataku Yoru ni es el único tema que tuvo un video, en el que podemos verlas embarradas y cubiertas de un falso semen entre la basura llorando para luego bailar y sonreir como las idols que son. Story brighter (similar al anterior) y Monsters (con buenas vocales y más metalero) hubieran sido buenos candidatos a tener video, aunque parece que no cuentan con mucha producción que se los permita.

La agradable melodía de TOUMIN SHOJO lo hace uno de los temas más fuertes y que generan una sensación que perdura. También Is this call? y Lonely girl (con letra de Aina The End, miembro del grupo) tienen cierto aura triste, algo necesario para bajar un cambio en el ambiente.

Pirapiro parece ser el tema más pesado del tracklist hasta que llega al pre-estribillo y, una vez que llega al estribillo, toda esa idea se derrumba, con un pop propio del género idol. La combinación lo convierte en un tema único y destacable. Dentro de los temas más tradicionales para el ambiente, tenemos Hug me, cuyo estribillo recuerda al pop de los 80 y es, lamentablemente, el punto flaco del tema.

La banda punk Limited Express (has gone?) se encargó Karada Ideology, lo que le dio una onda muy distinta al resto del disco: breve, chillón, un poco ska, un poco punk. Una joyita.

A diferencia de BiS, Brand-new idol SHiT ofrece un álbum más coherente en cuestión de estilo: más rock, más punk, más limpio, menos shockeante, menos gritón y, sobre todo, más apropiado para una banda de verdad que para un simple grupo idol. No es una crítica sino un halago. No siempre un grupo de este tipo puede ser escuchado de esa manera sin caer en los prejuicios.

  1. Spark
  2. BiSH – Hoshi ga Matataku Yoru ni 
  3. MONSTERS 
  4. Is this call??
  5. Saraba Kana
  6. SCHOOL GIRLS, BANG BANG
  7. DA DANCE!!
  8. TOUMIN SHOJO 
  9. Pirapiro
  10. Lonely girl
  11. HUG ME
  12. Karada Ideology
  13. Story Brighter